martes, 25 de diciembre de 2007

Música y aromas II (La curva del Níger)

A lo largo del gran río Níger y mucho antes que nosotros supiéramos atarnos los zapatos se desarrollaron varios imperios como el Imperio Mandinga o el Imperio Songhai, por ejemplo. Acostumbrados como estamos a ver el triste presente de África no tenemos en cuenta que antes del colonialismo europeo existieron varias civilizaciones ricas y complejas como las citadas anteriormente. Todos hemos oído hablar de los aztecas y egipcios como ejemplo de civilizaciones avanzadas y sin embargo no se ha difundido de igual manera la cultura subsahariana. Tenemos el estereotipo de Tarzán, del Serengeti y de sus leones, de las masacres en Liberia, Sierra Leona, Sudán, Congo, Ruanda…

“El conocimiento nos hará libres”, escuchemos las historias que nos traen Mamadou, Kouka, Ibrahima, etc. En sus países permanece una cultura ancestral, hubo un tiempo en el que los andalusíes expulsados de Granada llegaron a la curva de este Río, unos cientos de años después Toumani Diabaté junto con Ketama y Danny Thompson revolucionaron la escena musical con un discazo “Songhai” que aportó frescura y descaro cuando la palabra “mestizaje” no estaba de moda.

En Dakar, posiblemente desde su playa no se vea el Malecón de La Habana, pero creo que en algún club de esa ciudad entre saxos, tamas y guitarras tocadas por Africando está más presente que en la propia Cuba.



Para terminar este pequeño recorrido por el antiguo Imperio Songhai, he rescatado un tema de la persona más celebre de Senegal el gran Youssou N’Dour , el orgullo de un pueblo. Le acompaña Neneh Cherry, desaparecida de mi panorama musical hace tiempo, que será recordada por esta canción Seven Seconcds que, dadas las fechas en las que estamos, es lo más parecido a un villancico que sonará en Sitio Distinto.

Un abrazo muy grande.

No hay comentarios: